El portal dedicado al mundo de la mujer

Tumores benignos de mama: el fibroadenoma Publicado el 13.03.2014 en Salud, Tratamientos

El pasado mes de Diciembre fui a mi revisión ginecológica rutinaria.  Como siempre, mi ginecóloga me mandó a hacer una analítica y una ecografía de mama.  El día de la ecografía, durante la revisión, el ecógrafo me dijo ni bien había acabado de reconocer uno de mis pechos, que hasta que no se acababa con el segundo no se volvía a respirar tranquilas. ¡Y bingo! De pronto me dice que palpa un bulto cerca de la zona de la areola, y que según la ecografía, tenía un tamaño de 1,6 x 0,8 cms.

¿Qué es lo primero que se te pasa por la cabeza? Pues eso, que tienes la “C” mayúscula. Sin embargo, según me comentó  el ecógrafo, que dicho sea de paso evito que no me diera un ataque al corazón, por la forma bien delimitada, la movilidad y la consistencia al tacto del nódulo encontrado, podía diagnosticarlo como un “fibroadenoma” o tumor benigno. Vale, bien, descartado el cáncer.  Y ahora las preguntas del millón: ¿Qué es un fibroadenoma? ¿Cómo me ha salido? ¿Y por qué yo?

Fuente: tumedico.com.ve

La verdad es que padecer fibroadenoma es un hecho muy común entre una gran cantidad de mujeres, sobre todo de edades comprendidas entre los 19 y los 40 años – es posible padecer fibroadenoma a partir de los 40, pero los porcentajes de pacientes de esta edad son ínfimos.  Como ya he dicho, el fibroadenoma es una masa sólida, con forma regular y bien delimitada, con movilidad y blanda, características que ya de entrada lo distinguen de un posible tumor maligno. Se produce a causa de las fluctuaciones y la acumulación del estrógeno en nuestro cuerpo debido a los cambios naturales durante el ciclo, o en períodos concretos como el embarazo y la lactancia.

En principio, un fibroadenoma no debe ser molesto ni doloroso, pero se debe controlar, ya que un pequeñísimo porcentajes de ellos pueden convertirse en cáncer.  En caso de padecer fibroadenoma, el ecógrafo, como fue mi caso, te recomienda un control rutinario cada seis meses por ecógrafía durante un período de dos años.  En algunos casos, el propio cuerpo reabsorbe el nódulo y acaba desapareciendo completamente.  Y ya que en teoría no debe ni doler ni molestar, no se suelen extirpar; se trata de una cirugía menor para la que en los centros de salud pública tardarían años en darte cita, y en los de salud privada lo desaconsejan porque la intervención deja cicatriz, muy pequeña, pero la deja, y eso es algo que más de una mujer suele pensarse dos veces cuando está en juego su cuerpo, y por eso se curan en salud.  Excepciones contadas podrían ser las que comprometen la morfología y/o el tamaño del pecho en caso de que el fibroadenoma creciese demasiado, o si el nódulo está enquistado con acumulación de líquido o grasa circundante, y por supuesto, si empezase a doler de manera inaguantable.

Yo por mi parte estoy super tranquila, hago vida normal y solo me acuerdo que está ahí a la hora de la ducha.  Por lo demás, pues me tocará esperar a mis revisiones y a ver como evoluciona.  Que sí, que el fantasma del cáncer está ahí, al fondo del cerebro, pero yo pienso, y muchos estudios médicos lo han demostrado, que tener una actitud positiva ayuda a curar muchas enfermedades.  Así que chicas, si este es vuestro caso, seguid los consejos de vuestro médico, y… ¡paciencia, que es la madre de la ciencia, salud, y buenos alimentos!

Etiquetas del Articulo

Articulos Relacionados

  • imagen Premios Telva de Belleza 2014

    Premios Telva de Belleza 2014 Publicado el 08.02.2014

    El 30 de enero pasado, como cada año, la revista TELVA entregó sus premios de belleza, unos galardones que no ganan personas sino productos de cosmética, aunque su entrega reune a actrices, modelos y presentadoras...

  • imagen Vacunas ¿si o no?

    Vacunas ¿si o no? Publicado el 27.03.2014

    La semana pasada toda España se estremecía con la muerte de una pequeña de 4 años que moría de varicela,  caso que podía degenerar en una grave denuncia de negligencia por parte de los servicios de urgencias...

Dejar Comentario Comentarios 3

  • Elena Ha escrito el 18.marzo.2014 a las 23:02

    Estoy igual que tu, me detectaron un fibroadenoma de 11milimetros de diámetro. No me han hecho punción ni nada, me dijeron que me tengo que controlar en 6 meses. Pero bueno yo tengo dias que me empiezo a comer la cabeza, y luego pienso que si fuese algo malo no nos dirían que volvieramos a los 6 meses. Saludos, Elena

  • susy Ha escrito el 27.marzo.2014 a las 18:45

    Claro, es que lo de volver cada seis meses es para controlar la evolución del fibroadenoma, por si en un momento dado creciese mucho y hubiese que extirparlo, o por si se convirtiese en tumor maligno. Pero vamos, que la segunda opción es poco menos que probable, tengo entendido que eso sólo pasa en algo así como el 5% de los casos. Y por supuesto que esa pequeñísima posibilidad nos hace comernos la cabeza de tanto en tanto, por eso hay que tomarlo con filosofía y acudir a revisión, pero tú tranquila, no lo pienses tanto, ¡a lo sumo es como tener una verruga! ;)
    ¡Gracias por tu comentario Elena, esperamos verte por aquí a menudo! Un abrazo!!!

  • Elena Ha escrito el 29.marzo.2014 a las 17:53

    Si, a mi mi ginecologo me ha dicho que no me preocupe, que son benignos y que no se convierten en malignos, y me ha dicho que no existe el cancer de mama a mi edad (tengo 24 años). Pero bueno supongo que al tener las próximas ecografias y ver que no crecen y se mantienen igual, nos quedaremos del todo tranquilas. El ecografo me ha dicho lo mismo que son benignos y que no me preocupara, en fin... Luego de tu prox revision cuenta que tal te ha ido! mi prox revision es en agosto. Te mando un abrazo! :)

Los comentarios están cerrados